Friday, July 13, 2018

Pregunta a Morales ¿Cómo está su vocero?

El exdiputado chileno, Jorge Tarud, a través de su cuenta en Twitter, preguntó al presidente Evo Morales sobre el vocero de la demanda marítima, Carlos Mesa, quien ahora es acusado en Bolivia por el caso Quiborax.

“¿Cómo está su vocero?”, escribió el exlegislador en respuesta a un tweet que publicó Morales mencionando al vecino país.

Además, en otro mensaje, Tarud consideró que Morales y su vocero de la demanda marítima se encuentran en una “guerra frontal”.

Sostuvo que la confrontación entre Mesa y el gobierno de Morales “demuestra que la unidad de Bolivia en el litigio marítimo era sólo para la foto” y que se “deslegitima” el trabajo de la vocería.

Mientras el Presidente boliviano aseguró que la derecha chilena y boliviana “conspira” contra la estabilidad política, económica y la reivindicación marítima.

“Más del 95% de los chilenos deseamos diálogo, y no cederemos territorio soberano. ¿Cómo está su Vocero? Las conspiraciones solo están en su mente y estilo”, afirmó.

Monday, June 25, 2018

Cuestionaron al Gobierno por falta de información del Silala

Expertos investigadores de las aguas del Silala cuestionaron al Gobierno boliviano por no informar a la población sobre los aspectos técnicos y jurídicos que contiene la demanda que interpuso Chile ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) en La Haya contra Bolivia. El Ejecutivo respondió que están siguiendo el protocolo del Tribunal internacional.

“El Gobierno debe crear opciones de participación ¿Por qué la población no tiene opciones de participación, por qué no se quiere escuchar? Hay un hermetismo sobre el tema de la demanda que Chile interpuso. Tenemos que crear escenarios donde demostremos los aspectos técnicos y fundamentalmente de derecho”, cuestionó el investigador, Milton Lérida.

Estas críticas surgen después que el presidente boliviano indicó que el Estado boliviano decidió desistir de presentar una contrademanda contra Chile por recomendaciones de instituciones internacionales.

Por su parte, el canciller Fernando Huanacuni dijo que al radicar la demanda en la instancia internacional, las partes deben seguir ciertas restricciones al referirse sobre el tema, debido a esto no se pueden referir a ciertas puntualizaciones sobre el contenido de la demanda.

El equipo nacional e internacional estamos trabajando en temas jurídicos, cuando se radica una demanda ante de cualquier tema, en este casi la demanda hay protocolos que debemos seguir como estado y una corte jurídica el debate es jurídico y no podemos hablar en ciertos temas específicos solo en términos genéricos.

TEMA DISTRACTIVO

Por su parte el historiador Luis Antezana dijo que el Gobierno cayó en la trampa del vecino país, tomando en cuenta que este planteó en su demanda que la Corte de Justicia de La Haya se pronuncie sobre la naturaleza de los manantiales, que a criterio de estos es un rio internacional y está en su derecho hacer uso de las mismas.

El 6 de julio de 2016, después de casi un mes de que Chile presentó la demanda ante la CIJ, el agente Eduardo Rodríguez Veltzé informó que el Tribunal registró el proceso como disputa y estatus de las aguas del Silala, retirando así el término “río” con el que había inscrito Chile el juicio.

Antezana dijo que Chile solo pretende desviar la atención del fondo del conflicto, que debe reconocer que los manantiales del Silala se encuentran en el Cantón Quetena Chico en la provincia Sur Lípez del departamento de Potosí a más de cinco kilómetros de la línea fronteriza con Chile.

CONTRADEMANDA

El diputado Gonzalo Barrientos, de Unidad Demócrata (UD), expresó que al dejar de lado la presentación de una contrademanda y no insistir en el pago de la deuda millonaria, es un retroceso para el país en materia de defensa de la soberanía de los recursos naturales. En su criterio, el pago de los 1.000 millones de dólares que debe pagar la firma chilena al Estado boliviano se halla en peligro.

El dirigente del Comité Cívico Potosinista (COMCIPO) Jhonny Llaly lamentó que las autoridades de la Villa Imperial no hayan presentado una denuncia internacional contra la empresa The Antofagasta and Bolivian Raliway Company Limited por el uso arbitrario de los manantiales

“Nosotros no podemos seguir retardando en la defensa de estos recursos, la gobernación de potosí debió iniciar un proceso internacional a la empresa que usurpó las aguas y firmó el contrato, ellos no están realizando ninguna de estas acciones y nos dejan en la indefensión”, señaló el dirigente cívico.

El 2017, Lérida también envió una carta a la Procuraduría General del Estado solicitando que se presente una denuncia ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) contra la empresa chilena, con la finalidad de que cancele los recursos económicos por el uso arbitrario de las aguas.

REUNIÓN

Por ultimo Huanacuni dijo que el equipo jurídico nacional se reunirá mañana, los abogados y expertos internacionales lo harán los primeros días de julio, ambas delegaciones están ultimando los detalles para la presentación de la contramemoria el 3 de septiembre. La autoridad evitóp precisar el lugar.

Thursday, June 21, 2018

MAS pide informe a Canciller por desestimar contrademanda

El senador del Movimiento Al Socialismo (MAS) René Joaquino solicitó al Ministerio de Relaciones Exteriores que explique por qué no se presentó una contrademanda contra Chile por el uso arbitrario de las aguas del Silala, tal como lo anunció el Presidente Evo Morales y otras autoridades en reiteradas ocasiones.

“Es importante que la Cancillería de una explicación no solamente a los asambleístas, sino a todo el país de cuáles son las causas por las que no se presentó una contrademanda. Existe la necesidad de hacer una análisis jurídico”, afirmó el legislador potosino.

A la vez dijo que el estado está en la obligación de presentar argumentos técnicos jurídicos y sólidos en la contramemoria para defender la naturaleza de los manantiales y obtener un fallo favorable.

Expertos en el tema y legisladores de oposición rechazaron que el Gobierno haya desestimado la presentación de la reconvención contra el Estado chileno, el cual permitiría denunciar ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ), el uso arbitrario de los manantiales y los trabajos de canalización artificial que se hicieron sin el consentimiento de Bolivia.

EXPLICACIÓN

Sobre el mismo tema fue consultado el ministro de Justicia Héctor Arce quien argumentó que solo existe una diferencia jurídica entre una contramemoria y contrademanda. La naturaleza real de los manantiales del Silala va a prevalecer en cualquiera de las dos figuras que sean requeridas.

Explicó que una contramemoria es una posición diferente, contradictoria dentro de los mismos temas que se están debatiendo en el proceso jurídico, donde Chile planteó la naturaleza de las aguas del Silala. La contrademanda es presentada cuando existen temas que están fuera del alcance de la demanda chilena, es decir cuando se plantean otros reclamos.

“En ningún caso eso implica que no nos vayamos a defender o no hagamos prevalecer los informes técnicos sobre los orígenes de las aguas del Silala, que es el tema de fondo en el proceso jurídico”, puntualizó la autoridad.

POSTURAS TRIUNFALISTAS

Las autoridades chilenas reaccionaron rápidamente al conocer la decisión que había tomado el Gobierno boliviano y aseguraron que esa acción es una señal que sus argumentos son sólidos y que el Silala es un “rio internacional”.

Ante esto, Arce indicó que las autoridades del vecino país adoptaron posturas triunfalistas debido al nerviosismo de no poder sostener sus argumentos sobre la naturaleza de esos manantiales.

Sebastián Piñera escribió en su cuenta de Twitter “Ante la decisión de Bolivia de no contrademandar, ratifico la posición chilena: el rio Silala es un río internacional. Chile usa sus aguas de acuerdo al derecho internacional y tiene plena confianza en la fortaleza jurídica de su demanda ante la Corte Internacional de Justicia”.

DOCUMENTO

El titular de Justicia informó que la elaboración de la contramemoria se encuentra en un 80% y que las bases jurídicas son los estudios técnico científicos que se realizaron en los manantiales. Están a la espera de los últimos detalles hidrológicos y se preé que la presentación del legajo sean antes del 3 de septiembre, plazo que fue ampliado a solicitud de Bolivia.

En junio de 2016 Chile presentó ante La Haya una demanda contra Bolivia por el uso del 50% de las aguas del Silala al que denomina “río” de curso internacional. Sin embargo, los jueces del tribunal no incluyeron el término “río”, y en su lugar se registró como una “disputa sobre el status y el uso de las Aguas del Silala”.

Los manantiales del Silala se encuentran en el Cantón Quetena Chico en la provincia Sur Lípez del departamento de Potosí a más de cinco kilómetros de la línea fronteriza con Chile.

Wednesday, June 20, 2018

EL DIARIO en defensa del Silala

El Decano de la Prensa Nacional, de forma histórica, se caracterizó por la defensa de los recursos naturales, en especial en la frontera con Chile, motivo por el cual de forma constante denunció y sigue denunciando las constantes irregularidades que comete el país vecino contra el nuestro.

En abril y mayo de 1996, EL DIARIO denunció el desvío de las aguas de las vertientes del Silala por parte de Chile.

También hace conocer que “el Gobierno (de ese entonces) proyectaba ceder un corredor de 200 kilómetros cuadrados a futuras compañías petroleras capitalizadoras de YPFB (Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos), de acuerdo al artículo 68 de la Ley de Hidrocarburos”, cita el investigador Antonio Bazoberry en su libro El mito del Silala.

“El Diario considera que el corredor de 50 kilómetros de largo y cuatro kilómetros de ancho cubre toda la región donde se encuentran los manantiales que forman los numerosos bofedales del Quetena”, destaca el texto y agrega que envió a la región a periodistas a investigar el hecho.

Estos estudios y resultados fueron destacados en varias oportunidades por el Gobierno actual y expertos.

“Con EL DIARIO, Decano de la Prensa Nacional, fuimos al terreno de los bofedales del Silala en el año 1996 y comprobamos que no es un río, como pretende hacer ver Chile”, afirmó Bazoberry.

LAUCA

De la misma manera, la labor patriótica de defensa de los recursos naturales y la soberanía nacional ha sido una constante en las páginas de EL DIARIO. Durante el conflicto del río Lauca, desde febrero de 1962, la labor periodística iba denunciando los atropellos de Chile e informando las acciones gubernamentales que se fueron desencadenando hasta la ruptura de relaciones diplomáticas en noviembre de ese año.

Experta “No contrademandar a Chile por el Silala es traicionar a Bolivia”

Después que el gobierno de Evo Morales desistió de presentar una contrademanda ante el Tribunal Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya contra Chile, por el uso arbitrario de las aguas del Silala, la investigadora Ofelia Michel consideró que esta decisión es una “traición a la patria”, porque se deja de lado la defensa de los recursos naturales, que es un mandato constitucional. La experta afirmó que deben ser procesados los autores de la medida.

“El gobierno de Evo Morales cometió una falta muy grave al desistir de presentar la contrademanda contra Chile, es una verdadera traición y fraude al país, por no continuar con la defensa de los recursos naturales, a pesar de la existencia de todo los argumentos técnico-científico y jurídicos que Bolivia puede usar para la protección de sus recursos hídrico”, expuso la experta a EL DIARIO.

A la vez, dijo que estas acciones pueden derivar en una demanda contra las autoridades del Gobierno por no cumplir la Constitución Política del Estado (CPE), “que en su artículo 346 establece que el patrimonio natural es de interés público, su conservación y aprovechamiento será responsabilidad y atribución exclusiva del Estado”.

El pasado fin de semana, el presidente Morales se reunió con el equipo jurídico internacional en la ciudad de La Haya, Holanda, donde confirmó a la agencia internacional de noticias EFE que se desestimó presentar la contrademanda por recomendaciones internacionales.

Un día antes de esa confirmación, dijo que le gustaría que el diferendo se solucione a través de la vía diplomática.

En tanto, el presidente de Chile, Sebastián Piñera, afirmó que la decisión de Bolivia de no presentar una contrademanda por el Silala ratifica la posición chilena de que este es un río internacional.

“Ante la decisión de Bolivia de no contrademandar, ratificó la posición chilena: el rio Silala es un río internacional”, afirmó el mandatario del vecino país.

MÁS SOLICITUDES

En ese contexto, desde que el presidente Morales dijo en 2016 que demandará a Chile por el uso de las aguas del Silala y el sorpresivo paso de La Moneda que se adelantó al anuncio, autoridades del Gobierno y varios expertos plantearon presentar una contrademanda en La Haya contra Chile, con varios argumentos técnicos y científicos que demuestren que no se trata de un “río internacional”.

Por ejemplo, en 2017, el experto en recursos hídricos del Silala, Milton Lérida envió una carta a la Procuraduría General del Estado solicitando que se presente una denuncia ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) contra la empresa The Antofagasta and Bolivian Raliway Company Limited, con la finalidad de que cancele los recursos económicos por el uso arbitrario de las aguas.

De su parte, el diputado Gonzalo Barrientos, de Unidad Demócrata (UD), expresó que al dejar de lado estos recursos legales y no insistir en el pago de la deuda millonaria, es un retroceso para el país en materia de defensa de la soberanía de los recursos naturales. En su criterio, el pago de los 1.000 millones de dólares que debe pagar la firma chilena al Estado boliviano se halla en peligro.

“Existe una deuda histórica de más 1.000 millones de dólares que estaría en riesgo, porque la estrategia chilena sigue avanzando, si Bolivia presenta la contramemoria significa entrar en el juego de la diplomacia chilena”, resaltó el legislador potosino.

En noviembre del 2009, los gobiernos de Bolivia y Chile suscribieron un acuerdo inicial mediante el cual Chile se comprometió al pago del 50% del recurso hídrico hasta la realización de un estudio con el que Bolivia buscaba el pago del 100%. El 50%, según el Gobierno, equivalía al pago de $us 15.000 diarios.

En 2016, Morales sostuvo que la base para el juicio contra Chile ante la CIJ sería el preacuerdo que se firmó el 2009 con Michelle Bachelet, que entonces estaba por finalizar su reciente mandato.

CONTRADEMANDA

Por otra parte, Michel indicó que la contrademanda boliviana permitía denunciar todos los trabajos de ingeniería que hizo Chile para perforar el acuífero, canalizar las aguas subterráneas y llevarlas hasta su territorio.

Según la versión de Michel, en la contramemoria boliviana no podrá desarrollar los estudios técnico científicos que hizo la Universidad Autónoma Tomas Frías, de Potosí, que establecen que los manantiales del Silala son producto de aguas subterráneas que nacen en el país.

Un estudio anterior estableció que en el Silala existen al menos 94 ojos de agua que nacen entre los hitos 73 y 74 en el cantón Quetena Chico, de la provincia potosina de Sud Lípez.

Estos recursos fluyen a Chile a través de canales que construyó para alimentar el sistema de agua de la empresa minera Codelco-Chuquicamata (Calama). En 1908, la Prefectura de Potosí autorizó a la empresa anglochilena The Antofagasta-Bolivia Railway que haga uso de esos recursos para el funcionamiento de sus locomotoras que eran a vapor, sin embargo, después de algunas décadas dichas locomotoras fueron reemplazadas por locomotoras a diésel, pero el agua del Silala continuó siendo desviado a territorio chileno, para alimentar a explotaciones mineras de Atacama.

ANTES DEL PLAZO

Días atrás, el ministro de Justicia, Héctor Arce, aseguró desde La Haya que Bolivia presentará su contramemoria a la demanda de Chile antes del nuevo plazo fijado por la Corte Internacional de Justicia.

Bolivia debía presentar su contramemoria el pasado 3 de julio, pero solicitó una prórroga que fue admitida por la CIJ, la que fijó un nuevo plazo para el 3 de septiembre.

“Hemos pedido una prórroga a la CIJ, en espera de informes técnicos sobre el Silala que Bolivia ha encargado para trabajar con la máxima responsabilidad”, explicó Arce y anunció que la contramemoria se presentará “los primeros días de septiembre, quizás antes”.

En 2016, Chile demandó a Bolivia ante la CIJ y pidió al máximo tribunal que declare el carácter internacional del Silala, que reafirme el uso equitativo de las aguas que fluyen por el mismo y que no se afecte la cantidad o calidad de las aguas por parte de Bolivia.